Producción comercial de ácido ascórbico mediante fermentación.

El ácido ascórbico, comúnmente conocido como vitamina C, es un nutriente esencial en la dieta humana. Comercialmente se produce a gran escala mediante un proceso de fermentación. Este proceso no sólo es fascinante sino también crucial para satisfacer la demanda mundial de vitamina C. Aquí exploramos el método de fermentación en dos pasos utilizado en su producción.

El proceso de fermentación en dos pasos

La producción industrial de ácido ascórbico implica un sofisticado pero elegante proceso de fermentación en dos pasos. Este proceso convierte eficientemente la D-glucosa en ácido ascórbico utilizando cepas bacterianas específicas.

Paso 1: Conversión de D-Glucosa en Ácido 2-Ceto-L-Gulónico

El primer paso en el proceso de fermentación consiste en convertir la glucosa en ácido 2-ceto-L-gulónico (2-KLG). Esta conversión es facilitada por microorganismos específicos como Erwinia herbicola y Corynebacterium. El proceso comienza con la fermentación de la glucosa por parte de estos microorganismos, lo que da como resultado la formación del ácido 2,5-Diketo-D-Glucónico (2,5-DKG). Este compuesto intermedio luego se transforma en 2-KLG, un precursor crítico para la producción de ácido ascórbico.

Paso 2: Conversión de ácido 2-ceto-L-gulónico en ácido ascórbico

El segundo paso es donde el ácido 2-ceto-L-gulónico se convierte en ácido ascórbico. Esta conversión se ve facilitada por diferentes cepas de bacterias, como Bacillus megaterium y Ketogulonicigenium vulgare. Estas bacterias están especializadas en esta conversión, haciendo que el proceso sea eficiente y eficaz.

Ventajas del proceso de fermentación

La producción basada en fermentación, particularmente en el contexto de la creación de compuestos como el ácido ascórbico (vitamina C), ofrece varias ventajas distintivas sobre los métodos tradicionales de síntesis química. Estos beneficios lo convierten en la opción preferida en muchas aplicaciones industriales:

  1. Sostenibilidad: La fermentación es generalmente más respetuosa con el medio ambiente. Por lo general, utiliza recursos renovables como azúcares (por ejemplo, glucosa) como sustratos, que se derivan de fuentes naturales. Esta dependencia de materiales de base biológica ayuda a reducir el impacto ambiental en comparación con la síntesis química que a menudo depende de petroquímicos.
  2. Menor consumo de energía: los procesos de fermentación suelen operar a temperaturas y presiones relativamente más bajas en comparación con los métodos químicos, lo que genera importantes ahorros de energía. Esto hace que el proceso sea más eficiente energéticamente y rentable.
  3. Seguridad y toxicidad reducida: los procesos de fermentación a menudo tienen menores riesgos de toxicidad y subproductos peligrosos. Esto hace que el proceso sea más seguro para los trabajadores y reduce la carga ambiental en términos de eliminación y manipulación de desechos tóxicos.
  4. Escalabilidad y flexibilidad: los procesos de fermentación se pueden ampliar o reducir con relativa facilidad, lo que los hace adaptables a las demandas cambiantes del mercado. Esta flexibilidad es ventajosa para producir cantidades variables de un producto.
  5. Pureza y calidad del producto: La fermentación puede producir productos con alta pureza y menos impurezas. La naturaleza biológica del proceso permite transformaciones específicas y selectivas, que a menudo dan como resultado un producto de mayor calidad.
  6. Biocompatibilidad: los productos derivados de la fermentación suelen ser más biocompatibles, lo cual es particularmente importante en las industrias farmacéutica y alimentaria. Este aspecto hace que dichos productos sean más aceptables y seguros para el consumo humano.

Necesita una muestra?Tiene alguna pregunta?Póngase en contacto con nosotros hoy

Aprende más!

Ofrecemos ácido ascórbico (vitamina C) a granel en servicios en estos países:

Desafíos e innovaciones

Si bien el proceso de fermentación es ventajoso, también presenta desafíos como mantener condiciones óptimas para el crecimiento bacteriano y lidiar con los subproductos. La innovación continua en biotecnología e ingeniería de procesos ayuda a superar estos desafíos, haciendo que el proceso sea más eficiente y rentable.

El papel de la biotecnología

Los avances en biotecnología han sido fundamentales para optimizar el proceso de fermentación. La ingeniería genética permite la creación de cepas bacterianas con capacidades mejoradas, mejorando el rendimiento y reduciendo el tiempo de producción.

Conclusión

La producción comercial de ácido ascórbico mediante fermentación es un ejemplo notable de cómo se puede aprovechar la biotecnología para la producción a gran escala de nutrientes esenciales. Este proceso no sólo satisface la demanda global sino que lo hace de manera eficiente y respetuosa con el medio ambiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio